Blog

“¡Ingiere algodón con vaselina para adelgazar!”

“Los científicos al fin han logrado un sistema de movimiento perpetuo”. 

“¡Las grandes compañías de fármacos jamás querrán que sepas esto!”

“El mundo es plano, ¡no te dejes engañar!” 

 

Hace algunos años, estaban traduciendo la Biblia al idioma del pueblo tzeltal en México. La Biblia había estado disponible para estas personas durante muchos años en español, pero muchos de ellos no entendían bien el español. Los que sí entendían el español no siempre lograban entender el significado de las Escrituras.

—¡Ya no se aguanta! —El joven de zapatos blancos, anteojos finos y manga larga levantó el puño hacia el cielo—. La corrupción está a niveles demasiado altos, y los pocos se lucran de los muchos.

El tiempo estaba caluroso, y el ademán del muchacho calentó más el ambiente. En ese momento, un anciano levantó una mano temblorosa. En esa tarde, el grupo de personas sentadas en el corredor de la abarrotería en el centro del pueblo fijó la vista en el anciano que había estado callado. 

Tenemos toda razón para creer con optimismo que las iglesias vivificadas, y con el espíritu y el entusiasmo de la iglesia primitiva, volverán a ser “sal”. Es mi convicción que existe un deseo palpitante y profundo en las iglesias a lo largo de las Américas por algo distinto a los grupos de “observadores” pasivos en que se han convertido la mayoría de las iglesias. Estas iglesias vivas nunca serán las mega iglesias que los medios de comunicación siguen. En muchos casos, serán grupos que saldrán de las fracturadas denominaciones actuales.

De entre los que se dicen cristianos hoy día, muy pocos pertenecen al reino de Dios. Los que pertenecen siempre se preguntan: “Según las normas del reino, ¿qué debo hacer en esta situación?”

Este libro se dirige a aquellos que están preparados y dispuestos a tomar sus derechos (¡y su misma vida!) para ponerlos a los pies de Jesús.

—Gary Miller 

Cuando escogemos seguir a Jesús, no llevamos nada con nosotros. Nuestra vieja vida de ser dueños se acabó, y Jesús ahora es dueño de todo. Pablo, en su carta a la iglesia de Corinto, les recuerda que ahora son sencillamente el templo de Dios. Él debe tener el control completo. Les pregunta si no entienden que ¿no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios (1 Corintios 6:19-20).

Un niño secuestrado en México en busca de su nombre verdadero

¿Dónde pertenezco?

Como niño, Obando observa a sus compañeros de clase y compara la apariencia de ellos con la suya. Ellos tienen cabello oscuro y tez morena, él tiene cabello claro y ojos azules. ¿Cuál de las dos mujeres mexicanas que viven en su casa es su madre verdadera? Ambas tienen cabello oscuro. ¿Quién es su padre?

  • Ora por nosotros
  • Haz preguntas
  • Añade comentarios
  • Interactúa con los demás usuarios
  • Comparte tu punto de vista en el foro
  • Envíanos sugerencias 
  • Difunde la palabra a tus amigos
    • Haz un anuncio en tu iglesia local
    • Comparte los enlaces para este sitio (incluidos abajo)
    • Ayuda a otros a aprender a usar el sitio
  • Copia y pega las siguientes líneas para compartir las nuevas: 

***

Al estudiar cualquier tema bíblico, y especialmente las enseñanzas que destaca el anabaptismo, puedes hacer preguntas en nuestro foro. Al haber empezado una sesión en ManáDigital.net, el proceso para hacer una pregunta es sencillo. Al someter tu pregunta, tendrás dos líneas que llenar: 

Para interactuar con nosotros en el foro de Maná Digital, tendrás que crear una cuenta, para que podamos comunicarnos contigo cuando haya respuestas, interacciones o comentarios en cuanto a las preguntas que hagas. Solo te pediremos unos cuantos detalles: 

  • Correo electrónico

Con este correo, podremos comunicar cualquier publicación, edición o respuesta a tus preguntas. 

Cuando abras el localizador de iglesias, verás un pin rojo por cada iglesia anabaptista sobrepuesto en un mapa de Google. Con dos dedos, o con los símbolos de + y -, puedes acercar o alejar los pines rojos en cualquier región del mundo que deseas explorar. También puedes hacer una búsqueda de texto en la barra de búsqueda, incluyendo el nombre de la iglesia, el lugar y la afiliación. 

Esta es la información provista para cada iglesia: 

En esta página, hallarás recursos que provee ManáDigital.net. Al hacer clic en los iconos en la parte superior de la página, puedes categorizar los recursos en las siguientes seis categorías: 

Si deseas pedir cursos bíblicos por correspondencia gratuitos de parte de nuestros hermanos de la Publicadora Lámpara y Luz, favor de descargar el PDF adjunto a este tema y seguir las instrucciones o haz click aquí para hacerlo digitalmente. 

La literatura de todo tipo abunda hoy día. Incluso las Biblias. Hoy es posible comprar Biblias hasta con el sabor preciso que deseemos. Podemos encontrar los mejores argumentos teológicos a favor o en contra de casi cualquier postura. Puedes llevar la vida que se te antoje, y encontrar una iglesia que la avale y “bendiga”.

Vivimos en una sociedad en decadencia, sin valores, sin moral, sin absolutos. En un salón de clases nos dicen que somos producto de la casualidad o un accidente cósmico, y luego acudimos al sicólogo porque no le hayamos sentido a nuestra existencia.

El humanismo no tiene respuestas para las grandes preguntas de la vida. Cuando el ego se sienta en el trono de tu vida, tu existencia se vuelve miserable. Con todo, el mundo vive como si Dios no existiera, y la gente niega la confusión y el desasosiego en que ha caído.

¿De dónde vengo? ¿Por qué estoy aquí? ¿Qué sentido tiene la vida?

Estimados lectores a lo largo y ancho de la América Hispana, para ManáDigital.net, es un gusto saludarlos en el Nombre que es sobre todo nombre (Filipenses 2:9).

Nos complacemos, también, en anunciar el lanzamiento de un espacio en este sitio web para compartir contenido de valor con ustedes, y procurar la divulgación de respuestas bíblicas para las interrogantes de hoy.

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él (Juan 3:17).

?¿Tienes una pregunta?